SALUDOHERMANAMAYORMi primer saludo como Hermana Mayor debe ser para agradecer a los hermanos y hermanas que han ratificado con su voto la candidatura que encabezaba y a todos mis compañeros que no pusieron ningún reparo para acompañarme en la Junta de Gobierno.

La Virgen de la Piedad siempre me ha servido de guía espiritual y de refugio esperanzado, Lo que yo nunca podía imaginar es que un día yo podía estar al frente de esta Hermandad.

Soy hija y nieta de labradores y desde pequeña he visto la implicación de todos en esta Hermandad y como pedían por los cortijos trigo y cebada para la Virgen.

Para mi ser Hermana Mayor significa mucha responsabilidad, ilusión y ganas de trabajar por mi Patrona y mantener vivas sus tradiciones.

El ser la primera mujer que ocupa este cargo en los más de 490 años de historia de la Hermandad me hace sentirme más comprometida por lo espero estar a la altura del cargo para el que me han elegido y poder cumplir con las expectativas e ilusiones que muchos hermanos y hermanas habéis puesto en mi, que sin duda aportaré esfuerzo y dedicación y quiero ser una Hermana Mayor abierta a todas las ideas, opiniones y sugerencias que beneficien a nuestra Hermandad, esperando la mayor ayuda y colaboración de todos nuestros hermanos y hermanas.


Soy de las que piensan que el verdadero patrimonio de una Hermandad son las personas que la componen y precisamente nuestra Hermandad posee un importante capital humano del que debemos sentirnos orgullosos.


Es por tanto por lo que quiero invitar a todos los hermanos y hermanas que por un motivo u otro se hayan distanciado de nuestra Hermandad para que de nuevo podamos contar con su presencia y así poder formar una hermandad llena de entusiasmo e ilusión y crear un ambiente lleno de alegría y fraternidad cristiana.

Pido a la Virgen de la Piedad, a la que tanta devoción y cariño le tengo que me ilumine para poder guiar esta Hermandad durante los próximos cuatro años que me toca vivir como Hermana Mayor. No tengo duda de que Ella, desde su camarín, guiará todos nuestros pasos en este caminar.
                                                                                 

                                                   Rocío Ruiz Gallego

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies.